E-commerce crece y canal tradicional disminuye en Colombia

E-commerce crece y canal tradicional disminuye en Colombia

Con el cierre de un aproximado de 11.700 tiendas tradicionales y el crecimiento del e-commerce que se posiciona en un 58% de usabilidad, Colombia se proyecta hacia un mercado de compra on line.

Según el último estudio de Nielsen de las tendencias de consumo en Colombia, para este año el país se direcciona hacia una tendencia mundial de las plataformas de compra en linea.

El informe arrojó que 28,3 millones de colombianos tienen acceso a internet móvil. De igual forma que 3 de cada 10 colombianos, usan el internet para hacer transacciones. El crecimiento de estas cifras permitió el posicionamiento de esta forma de mercado, que ha producido la reducción de la visitas a las tiendas tradicionales en un -4%.

En este panorama, aplicaciones de “ordena en línea y entrega en casa”, como Rappi, el primer unicornio latinoamericano, dispararon su uso. Actualmente 33% de los colombianos compran a través de estas plataformas.

Oportunidades en el mercado

crecimiento del e-commerce en Colombia

Además del e-commerce, que es la tendencia mas importante para este año, los cambios de hábitos dentro de los consumidores, pueden ser de gran oportunidad para generar estrategias de mercado, o crear productos que satisfagan esas necesidades.

El estudio de Nielsen arrojó que el 91% de colombianos están dispuestos a cambiar sus hábitos de consumo para contribuir con el medio ambiente. Así mismo el empaque y la marca son características que van restando su importancia en la preferencia de compra.

También mostró que más de la mitad de la población está optando por un estilo de vida más saludable y prefiere en su alimentación productos con menos grasa y azúcares.

La psicología del consumidor

La lectura del estudio, según Sergio Milkan, docente de marketing digital y magister en tecnología del consumidor, es que el riesgo percibido de las personas ha disminuido.

“Antes les daba muchísimo miedo a los colombianos las transacciones electrónicas. Ahora se ha generado una confianza y seguridad en este tema, que por ende ha impulsado el crecimiento del e-commerce”, aseguró el experto en consumo.

Con respecto a las marcas, dice Sergio, deben empezar a adquirir cada vez más esta forma de compra o quedaran relegadas en el mercado.

Las nuevas practicas de consumo saludable y ambientalmente sostenible también es un factor que responde a un cambio de la pirámide poblacional. Según Milkan, las nuevas generaciones, al ser totalmente digitales, se adhieren a unas practicas de consumo global que responden a mejorar su estilo de vida.

“Las personas se están dando cuenta que si no tienen un cambio, se van a ver afectadas. Los Millenials ya están empezando a tener hijos y por ende se preocupan por el planeta que les van a dejar”, aseguró el docente de marketing digital.

Según Sergio, las marcas deben adaptarse a estas nuevas características de consumo. “Las marcas que no cambien para ser social y medio ambientalmente responsables, el consumidor no les va a comprar, pues el mundo de opciones es amplio”.

Fuente: Sara Quevedo – Revista PyM